10 tipos de proyectos, 10 plataformas de crowdfunding

plataformas

La semana pasada te hablábamos de cómo el crowdfunding está cambiando la forma de lanzar nuevos proyectos facilitando la obtención de la financiación necesaria a través del apoyo de micromecenas. Hoy queremos ir un paso más allá y contribuir a hacer realidad tu sueño ayudándote a elegir la plataforma que más te conviene a ti y a tu proyecto. ¿Qué quieres hacer? Elige y encuentra tu mejor opción:

  • ¿Tu idea implica la creación de un producto físico?

Tu mejor opción es Fromlab: es una plataforma digital que permite a creadores de productos físicos e inventos encontrar la financiación que necesitan para comenzar a fabricar y vender.

  • ¿Vas a lanzar un proyecto creativo, cultural o artístico?

Tu mejor opción es Verkami: es una plataforma alternativa a los modelos tradicionales de financiación para artistas, creadores, diseñadores, colectivos... Ofrecen un modelo basado en la complicidad con el público, una nueva experiencia de consumo cultural y un componente militante y de mecenazgo.

  • ¿Quieres programar y lanzar tu propio videojuego?

Tu mejor opción es Gambitious: es una plataforma europea de crowdfunding dedicada exclusivamente a los videojuegos, en la que se cuida enormemente la calidad de los proyectos presentados: sus miembros se reúnen con los desarrolladores que quieren financiación para asegurarse de que existe un plan de negocio detrás y una hora de ruta clara.

  • ¿Quieres ayudar a una ONG a recaudar fondos para una causa solidaria?

Tu mejor opción es Migranodearena: es una plataforma de crowdfunding solidario que te permite crear un reto solidario para ayudar a una ONG y compartirlo con todos tus contactos.

  • ¿Estás buscando financiación para un proyecto científico de investigación?

Tu mejor opción es Vorticex: es una plataforma global de crowdfunding y crowdsourcing para investigación y ciencia, que establece contactos directos con las universidades para acceder a iniciativas que necesiten financiación y colaboración.

  • ¿Quieres organizar un torneo de tu deporte favorito o apoyar al equipo de fútbol de tu pueblo?

Tu mejor opción es Apontoque: es una herramienta de ayuda a la financiación para deportistas, clubs, organizadores de eventos y profesionales relacionados con el mundo del deporte a través del micromecenazgo.

  • ¿Tienes un proyecto empresarial ambicioso y necesitas inversores con una considerable capacidad económica?

Tu mejor opción es Sociosinversores: es una plataforma de equity crowdfunding, que va más allá de las recompensas e incentivos de otras plataformas permitiendo a las personas invertir en empresas a cambio de un beneficio económico, ofreciendo así una vía de financiación alternativa a la tradicional para los emprendedores que buscan inversión para sus proyectos.

  • ¿Quieres crear una startup tecnológica?

Tu mejor opción es The Crowd Angel: es la primera plataforma española de equity crowdfunding que permite invertir online en startups de base tecnológica adquiriendo participaciones de capital. Buscan reinventar la figura del Business Angel y facilitar el proceso para inversores y startups.

  • ¿Quieres lanzar un proyecto cultural o una pequeña empresa y vas a tener bastante público offline?

Tu mejor opción es Lánzanos: esta plataforma de crowdfunding “tradicional”, de las más pioneras en España, ayuda a todo tipo de pequeños proyectos a obtener la financiación que necesitan a cambio de recompensas, y permite también recaudar fondos fuera de internet a través de vales.

  • ¿Tienes un proyecto creativo e innovador, de código abierto y que va a repercutir positivamente en la sociedad?

Tu mejor opción es Goteo: es una red social de financiación colectiva colaboración distribuida (servicios, infraestructuras, microtareas y otros recursos) desde la que impulsar el desarrollo autónomo de iniciativas, creativas e innovadoras, que contribuyan al desarrollo del procomún, el conocimiento libre y/o el código abierto. Una plataforma para la inversión de “capital riego”, en proyectos cuyos fines sean de carácter social, cultural, científico, educativo, tecnológico o ecológico, que generen nuevas oportunidades para la mejora constante de la sociedad y el enriquecimiento de los bienes y recursos comunes.