Entrevista al equipo que lidera la primera empresa creada en LEINN/ Barcelona

 

                                 

 

El equipo de líderes de Kowala Barcelona, la primera empresa creada dentro del grado universitario LEINN (Liderazgo, Emprendimiento e Innovación) en la ciudad catalana, nos cuenta los retos que se han planteado para este primer curso, los proyectos que están realizando, y los aprendizajes que han obtenido hasta el momento. Ellos son Alba Serrano, líder de equipo; Marc Vilamala, líder de clientes; Jan Aura, líder de comunicación; e Irene Medina, líder financiero. Llevan más de seis meses liderando Kowala. Está siendo su primera experiencia como equipo de líderes y están poniendo a prueba por primera vez sus dotes de liderazgo.  El equipo de líderes es un elemento con mucho peso dentro de la metodología que seguimos dentro de LEINN. Sus objetivos son crear estrategia de equipo, generar confianza, retar cada día a los compañeros de trabajo y compartir conocimiento.

 

  1. ¿En qué situación se encuentra Kowala?

 

“Compartimos el sentimiento de urgencia” -comienza Alba, líder de equipo. “Debemos empezar a ganar dinero para llegar a los objetivos de este curso, pero es algo que nos está costando más de lo que pensamos.” Por su parte, Jan opina que el equipo se encuentra en continua evolución. “Estamos viendo los retos que genera el proceso y aprendiendo a emprender, gracias a los proyectos que estamos desarrollando como equipo.” Marc quiere ser realista y comenta que ahora mismo Kowala se encuentra en una situación crítica. “Estamos en un punto clave de nuestro proceso de aprendizaje en el cual estamos trabajando día a día para alcanzar así los objetivos, tanto de empresa como personales.”

 

Aún así, los cuatro líderes están de acuerdo en que el equipo está mucho mejor que cuando empezó, y que poco a poco están viendo resultados. “Nos hemos dado cuenta de que el proceso es intenso y no es fácil” dice Irene, “pero hemos visto una gran mejora en Kowala sobre la cultura de equipo; por ejemplo, antes no sabíamos cómo empezar un proyecto, y ahora en cuanto sale una idea, aunque tenemos cosas que mejorar, reaccionamos rápido y nos ponemos directamente a trabajar. Estas pequeñas victorias nos hacen seguir trabajando y a pensar en positivo”. Jan añade que no sólo están emprendiendo como empresa, sino que también tienen otros retos, “el ser los primeros LEINNers en Barcelona tiene cosas positivas pero también tiene su parte difícil”. “Sí, como por ejemplo - añade Irene - un pequeño problema que hemos tenido con la administración para consolidarnos como empresa, ya que somos la primera empresa de Barcelona de estas características. De todas maneras, hemos tenido apoyo de expertos desde Teamlabs para solucionar esto, y tiramos hacia adelante”.

 

2. ¿Cuáles son los retos más importantes que se plantean en estos momentos?

    

Jan comienza diciendo que el primer reto que afrontan es el entender que el liderazgo empieza por auto-liderarse a uno mismo. “Estamos trabajando en ello mientras generamos cultura de equipo, para poder desarrollar nuestros proyectos, pero es algo que no cambia de un día para otro.”

 

Por otra parte, Marc opina que “El reto más importante que tenemos ahora mismo es dar el salto definitivo para salir de la zona de confort. Empezando por salir a la calle para hacer visitas a clientes, tratando de saber qué es lo que necesitan para poder aprender de su feedback y cubrir mejor nuestros servicios.”

 

Irene y Alba están de acuerdo en que el mayor reto es ser capaces de trabajar día a día para conseguir los objetivos ya marcados como empresa. “Hemos superado otros retos antes, pero aún ninguno de estas dimensiones. Tenemos que pasar a la acción, y una vez lo consigamos la rueda no parará de girar.”

 

 

3. ¿Cómo ha sido hasta ahora y cómo está siendo vuestra experiencia como equipo de líderes?

 

Irene comienza diciendo que al principio fue muy motivante pero que no se les hizo fácil. “En el viaje de aprendizaje de Finlandia tuvimos retos muy difíciles a nivel interno y tuvimos que encontrar la manera de enganchar a algunos miembros del propio equipo. Por suerte, entre los líderes nos entendimos bien desde el principio y el apoyo entre nosotros ayudó mucho.”

 

Jan lo confirma. “Para mí fue difícil, mi paradigma de líder con el que entraba al grado LEINN ha cambiado 360º.  He aprendido que el líder es una persona que está al servicio de las necesidades del equipo, más que alguien que impone su forma de trabajar. En ese sentido mi experiencia está siendo bastante intensa y sigo aprendiendo día a día de todos los componentes del equipo.”

 

Marc también coincide en que no todo fue fácil: “La verdad es que al principio no sabíamos muy bien como teníamos que actuar. Tuvimos la suerte de entendernos muy bien dentro el equipo de líderes, ya que eso nos ayuda a trabajar mejor y sobretodo más a gusto. Ahora mismo estamos en un punto en el cual todo el grupo se siente mucho más implicado que al principio.”

 

Alba añade que liderar un equipo en primer año de LEINN no es fácil, pero que está cien por cien segura de que lo van a sacar adelante. Irene quiere dejar claro que “aunque es un reto constante, estoy muy contenta de haber sido elegida como líder, porque he adquirido una experiencia increíble” y todos coinciden en que está siendo un proceso muy enriquecedor.

 

¿Qué aprendizajes sacáis de esta experiencia de liderar un equipo entero?

 

“El liderazgo empieza por uno mismo - dice Alba - y el ejemplo es la mejor manera de liderar a un equipo, más aún cuando cada uno se encuentra en diferentes momentos personales. Es importante dar visión al equipo, y para ello es necesario ir consiguiendo éxitos a corto plazo. El mayor aprendizaje que saco de todo esto es que si quieres hacer algo, nadie lo hará por ti: así que hazlo; en equipo, pero hazlo.”

 

Jan lo tiene claro, él saca dos aprendizajes de todo este proceso de liderazgo: “El primero, que liderar es un proceso generoso que te lleva a intentar sacar lo mejor de cada persona de tu equipo. Y segundo, que liderar es ser capaz de establecer retos globales y mantener a tu equipo motivado consiguiendo pequeños logros constantes.”

 

“Mi mayor aprendizaje ha sido saber entender a las personas” nos cuenta Marc. “Todo el mundo tiene diferentes puntos de vista, y en un equipo como el nuestro en el cual la diversidad de perfiles es nuestro ingrediente esencial, es muy importante conocerlos para tratar con cada una de ellos.”

 

Por otro lado, Irene nos cuenta que para poder liderar hay una parte a la que puedes acceder, pero hay otra que nace desde dentro de cada uno. “Por mucho que organices actividades y dinámicas para liderar a otros, siempre tiene que salir de uno mismo, y esto es lo difícil. Somos un ejemplo de ensayo-error, pero seguiremos siendo así porque ésta es la mejor manera de aprender.”

 

Uno de los mayores aprendizajes que sacan los cuatro, es el valor de la comunicación. “Sin comunicación no se consigue un buen trabajo, cuando estamos comprometidos con un objetivo, la comunicación es clave para que todos hablemos el mismo idioma.”

 

4. ¿Qué estrategia o planes de acción (proyectos, acciones concretas…) tenéis en mente para poder llegar a cumplir los objetivos de primer curso de LEINN? ¿Cuál creéis que será la clave para poder llegar a ellos?

 

Según Jan, “ahora es el momento de seguir trabajando en proyectos y proponer dinámicas que nos permitan afrontar nuestras debilidades y que, a la vez, estimulen nuestras capacidades. La clave para llegar a los objetivos pasa por crear conciencia de equipo y de que todos comprendamos que formamos parte de él. Las soluciones no vendrán del equipo de los líderes ni de una persona, sino por todo el equipo en conjunto.”

 

“Sí, - añade Alba - estamos creando diferentes herramientas para seguir nuestra estrategia. En primer lugar hemos aprendido que tenemos que dar más importancia a los clientes, por lo que celebramos semanalmente una customer week (días en los que nos enfocamos en salir a la calle a presentar nuestros proyectos y cerrar propuestas); esto nos lleva a la acción y en consecuencia somos capaces de ver más oportunidades de hacer negocio. En segundo lugar, hemos creado reading clubs que nos ayudan a avanzar en nuestros objetivos de lectura -leer libros sobre liderazgo, marketing, innovación y demás para aplicar los conocimientos adquiridos en nuestros proyectos-. Y finalmente trabajamos en pequeños equipos para ir superando los trabajos de las asignaturas básicas - finanzas, economía, derecho, informática e inglés-. En definitiva, nuestra estrategia se basa en no parar de hacer cosas, y conseguir que nuestro trabajo tenga valor.”

 

Marc, siendo el líder de clientes, resalta la necesidad de hacer más visitas; “En el punto en el que nos encontramos, nuestro plan de acción está dirigido a los clientes. Tenemos un mínimo de visitas a clientes por semana, ya que hemos visto que si no salimos no surgen nuevos proyectos.”

 

La líder financiera Irene, no quiere dejar de lado el gran reto de facturación que les viene encima.Nuestro mayor problema es la facturación y para solucionar esto, como dice Marc, hay que salir a buscar clientes nuevos.”

 

Ahora mismo Kowala está trabajando en nueve proyectos diferentes. “Cada mini-equipo de proyecto ha hecho un plan para llegar a los objetivos, pero si se ve que con lo que se está trabajando no es suficiente tenemos que ser capaces de reaccionar y buscar nuevos proyectos entre todos que nos den dinero y aprendizaje. Necesitamos actuar rápido ya que nos quedan pocas semanas para junio”.