ENTREVISTA A JESSICA LÓPEZ “En Masteryourself, creces como persona, como miembro de un equipo y como parte de una comunidad”

En Teamlabs hemos abierto ya el periodo de inscripción para la próxima edición de Masteryourself en Barcelona y Madrid, a profesionales, de cualquier edad y proveniencia, que estén interesados en “reinventarse profesionalmente”, aprender a emprender en equipo y hacerlo viajando por el mundo: China, India, Berlín, San Francisco…

Jessica López fue una de las primeras en lanzarse a esta experiencia de aprendizaje radical para reorientar su trayectoria vital y profesional, y nos cuenta cómo ha sido su experiencia en Masteryourself. Ella es de Barcelona, estudió Comunicación Audiovisual y ha trabajado en distintas productoras y empresas vinculadas a la retransmisión de eventos en directo, coberturas deportivas, realización de programas en estudio y otros contenidos en el sector televisivo.

 

1. ¿Cómo conociste el máster de innovación y emprendimiento Masteryourself  y porqué decidiste hacerlo?

Supe de este disruptivo y revolucionario programa, y en realidad, de la existencia de Teamlabs, a través de una entrevista de radio a Ibai Martínez, en el programa Tot és possible de RAC1, en la que, casualidad o no, anunciaba la apertura de Teamlabs en Barcelona. Fue entonces cuando visité la web, me informé mejor de lo que Teamlabs ofrecía y, sobre todo, de su filosofía, y comencé el contacto con el equipo para poder entrar en la primera aventura de Masteryourself. Mi convicción fue rápida y mi razón clara: unos segundos escuchando la explicación de Ibai sobre el máster bastaron para sentir que “eso” era exactamente lo que necesitaba y había estado buscando en ese momento de tránsito, reubicación, definición de mi propia identidad, en el que me encontraba tras abandonar mi puesto de trabajo y “rutina” y decidir dar un cambio en mi vida, sin tener realmente claro cuál o cómo iba a hacerlo. Vi enseguida que Masteryourself y la filosofía de Teamlabs iban en concordancia con personas que, como yo, quizás no sabían definir su camino, pero sí tenían claro que querían emprenderlo, aprender desde la práctica, de una forma totalmente distinta al típico formato educativo del que ya tuve suficientes experiencias previas y al que tan poco puedo agradecerle una utilidad y aplicabilidad en la vida real.

 

2. ¿En qué se diferencia Masteryourself de otros programas?

Es algo demasiado innovador y transgresor para tener cabida en este sistema educativo, al menos hasta el momento, claro. Y es distinto porque la metodología base que lo conforma no se había aplicado nunca antes en España, menos aún a nivel de posgrado: ‘Learning by doing’. ¿Qué es esto? No lo sabes hasta que lo practicas y lo vives en primera persona. El foco del proceso de aprendizaje no está en estudiar una materia, memorizarla y “soltarla” en un examen para conseguir un papel al que se le da categoría de titulación. No. Son 12 meses de transformación profesional y, lo que es más importante y que no había visto antes en educación, personal. Porque lo que adquieres no son teorías. Vives experiencias que transformas en conocimientos. Y no de forma individual, sino en equipo. Por eso es tan especial y diferenciador. Te enseña a que el verdadero aprendizaje es aquel que construyes conjuntamente, la llamada inteligencia colectiva. Descubres el valor de las personas dentro de un equipo, las habilidades imprescindibles para la vida, emprendas o no un proyecto profesional. Creces como persona, como miembro de un equipo, como parte de una comunidad. Abres tu mirada y tu mente a un mundo más allá de tu entorno, aprendes a adaptarte a los cambios. Mejor dicho, a vivir en un constante cambio como es el mundo real. Sin libros, sin profesores. Lo que te encuentras son compañeros en este viaje; personas que te guían y asesoran. Expertos que, como tú, siguen aprendiendo mediante la práctica. Creo que es, en esencia, un master para hacer frente a la vida. ¿Tú conoces otro que realmente te prepare para algo así? Sinceramente… no lo creo.    

 

3. ¿Qué aportan los “viajes de aprendizaje”?

Para mí tienen un valor especial, porque creo que es un momento donde se trabaja mucho “el equipo”. No hay otra ocasión en la que convivas junto al resto de tus compañeros/as durante aproximadamente siete días, las 24 horas al día. Cada “learning journey” consta de 3 capas en las que trabajamos y que constituyen la razón de ser y objetivos de estos viajes: una primera capa enfocada en el equipo. Una segunda, centrada en los proyectos que, desde el master, diseñamos y desarrollamos. Y una tercera, la más general, que incluiría también a las otras dos y que corresponde al propio proceso del master. Este triple enfoque ya es más que diferenciador a la hora de hablar de aprendizajes, y más en contexto de viajes. Sin entrar en detalles, las experiencias que se generan uniendo el contexto del lugar, el propio equipo y los proyectos son únicos, con un valor difícil de medir, e imposible de comparar con otro tipo de viaje ‘al uso’.

 

 

4. ¿Cómo ha sido la relación y el aprendizaje con tu equipo?

¡Una auténtica montaña rusa! En mi situación, algo particular, con ciertos altibajos. Y es que, lo que conseguía construir durante las sesiones de los workshops, el acercamiento, cohesión y confianza que se generaba entre todos nosotros, después se diluía al finalizar y separarnos. Creo que este hecho, sumado también a que BetaProjects (el nombre escogido para nuestra teamcompany durante el master) ha sido la primera generación, y que, ciertamente, coincidimos personas con perfiles y personalidades muy distintas, ha dado lugar a un viaje en el que hemos vivido momentos muy delicados, críticos, de los que fuimos saliendo con mejor o peor resultado. No obstante, el mayor aprendizaje recibido ha sido gracias a estas experiencias. Antes de pensar en proyectos, negocio y escalabilidad, hay que construir los cimientos. Y éstos son las personas. Se requiere una fase donde conocerse, conectar, compartir. Bajo una herramienta como es el diálogo, que no debate o discusión. Fundamental para llegar a ser un “equipo de alto rendimiento”.  Estoy muy agradecida del proceso. Haber formado parte de BetaProjects y compartir los 12 meses de Masteryourself con personas y profesionales tan especiales, de los que he aprendido muchas cosas, pero, sobre todo, algo que no se enseña, sino que se aprende al vivirlo: la importancia del saber escuchar, la empatía. Liderar personas es todo un arte, y no todos tenemos el mismo talento artístico para ello. Pero te das cuenta de que, en una u otra posición del puzzle, cada uno de nosotros tenía su lugar. Su función, su valor único. Y, cuando conseguíamos esta cohesión, el equipo fluía y entonces sí, las cosas sucedían.

 

 

5. ¿Cuál es el proyecto que has desarrollado con tu equipo del que te sientes más orgullosa?

De  HENKÔ – ‘Life Balance & Surf’, por ser el que realmente hemos llevado hasta el final del proceso y que, a día de hoy, continúa con vida y posibilidades de futuro. En esencia, se trata de un programa formativo a través del cuál tomas consciencia de las habilidades que necesitas en tu camino, ya sea a un nivel más profesional o personal, combinando tres elementos: El surf; la meditación y el yoga; y dinámicas donde trabajas lo realizado en las anteriores sesiones y visualizar tu propio mapa.  No se trata de que aprendas a surfear, a meditar o cómo ser el mejor emprendedor/a, sino de tomar consciencia de quién eres, dónde estás, qué quieres y qué necesitas para alcanzarlo. Y la combinación de la práctica del surf (un contexto muy similar al que te enfrentas en tu vida diaria, llena de incertidumbres y constantes cambios de “oleaje”), con sesiones de meditación y yoga (para enfocar estos objetivos, abrir tu mente y conocerte mejor a ti mismo/a), conectados de forma adecuada en dinámicas para asentar estas experiencias en conocimientos prácticos, te permiten finalizar el programa de 3 días teniendo esta visión y definición del siguiente paso a seguir.

 

7. ¿Qué momentos del máster fueron claves?

Hubo dos momentos. Uno durante un workshop del master. Pasábamos por una etapa en la que ya nos habíamos distribuido en los dos proyectos en los que íbamos a trabajar. Y tocaba pensar en la fase de “prototipado”. En esa sesión, nos dimos cuenta de que el trabajo y la implicación previa de cada uno de los equipos había sido muy distinta, y que uno de los proyectos se había estancado y perdido su foco original, en el que habíamos trabajado todos. Eso supuso una brecha y cierta “crisis” de equipo. De la cual, he podido aprender la importancia que realmente tiene contar con un líder, y un equipo entregado y apasionado por ese proyecto, idea y objetivo. De lo contrario… se transforma en humo y acaba por desaparecer. En este mismo workshop, paralelamente, fue cuándo me enamoré del proyecto en el que estaba trabajando, HENKÔ. Hasta entonces, es cierto que ya había tomado la decisión de volcarme en éste y no en el otro (‘QATSI – Travel. Learn. Live’). Pero fue al conocer la propia experiencia de Viviana y de Elena, integrantes del equipo, que entendí la esencia y surgió en mí una motivación especial por hacer realidad el proyecto. Quería crear algo que, como a Viviana le sucedió, ayudase a otras personas en esa situación de querer emprender, o superar una situación crítica en su vida. Fue el workshop donde nació el nombre, la marca, imagen corporativa y el primer diseño del prototipado que se convertiría después en un programa formativo real, vivido por un grupo de 25 participantes, pocos meses después. Precisamente, este prototipado llevado a la realidad, es el segundo de los momentos que me han marcado especialmente en Masteryourself. En un ambiente tan increíble como fue Viana do Castelo  (Portugal). Ver las caras de los 25 participantes, el desarrollo que se produjo en todos ellos, los comentarios que compartieron con nosotros… Creo que eso no se puede explicar con palabras… Simplemente es irrepetible y siento que ese momento hace que haya valido la pena todo el esfuerzo.

 

 

8. Tres recomendaciones para darías a las personas que van a formar parte de las próximas generación de Masteryourself.

Ante todo, remarcar y dejar bien claro que Masteryourself no está hecho para todo el mundo. Realmente la persona que inicia este programa debe tomar consciencia y estar dispuesta a retorcerse por completo. Sí, eso es. Dar una vuelta de 360º a su mundo, abrirse a lo que venga, adaptarse y sacar provecho de cada momento que se vive. Despojarse de complejos, expectativas, creencias… Porque es un viaje que vale la pena vivir “al desnudo”. Lanzarse a toda oportunidad, permitirse el experimentar, probar, fallar y, sobre todo, volver a disfrutar como si fueras niño/a.

Otros consejos o aspectos que, tras mi experiencia, me gustaría destacar o recomendar serían la intensidad, disponibilidad e implicación real que supone. Especialmente a medida que el proceso avanza, los proyectos comienzan a tomar forma, el equipo trabaja a un ritmo más rápido y necesita evolucionar también a mayor velocidad. Esto es importante tenerlo presente antes de llegar a esta fase. Para mí, Masteryourself es un proceso que, si se le quiere extraer todo el jugo, debes realizarlo poniendo plena atención en él. Creo que merece la pena ese “año sabático” que se suele tomar para viajar. Porque realmente es un viaje y, muy probablemente, irrepetible.

Y, por último pero no menos importante, creo que Masteryourself, además de ser un proceso personal y profesional individual, es, por encima de todo, una experiencia en equipo. Y desde esta perspectiva debería vivirse desde el comienzo. Porque solo, no aprendes nada. Y no sirve de nada. Nada puede compararse a ese momento en el que celebras con el resto de tu equipo un logro conseguido tras el trabajo y el esfuerzo de todos.

 

PRÓXIMAS EDICIONES DE MASTERYOURSELF / NEXT EDITIONS OF MASTERYOURSELF:

7º EDICIÓN: OCTUBRE 2016, MADRID ( Bilingüe Inglés-Español / Bilingual English-Spanish)

 Para más información, ponte en contacto con Ainhoa en el 671 346 509 o solicita información vía web

For more information, contact with Ainhoa on 671 346 509 or request information via web.