Entrevista a Malena Donato, del departamento de innovación de Atos, sobre su participación en #Vencealvirus

Entrevista publicada en el canal de comunicación interna de la empresa Atos, a Malena Donato, Business Consultant en el departamento de I+D en Atos Research & Innovation con motivo de su participación como mentora y evaluadora de proyectos en el hackaton #VencealVirus 

 

P.- Malena, ¿cómo conociste el hackathon virtual Madrid #VenceAlVirus

R.- A través del máster que actualmente curso en Facilitación del Aprendizaje e Innovación (Máster LIT), de TEAMLABS y la Universidad Mondragon.

La Comunidad de Madrid le propuso a TEAMLABS que participaran como parte del comité organizador de este evento y estos a su vez nos propusieron a otros compañeros y a mi colaborar como mentores. 

La idea de formar parte de este gran evento donde la inteligencia colectiva suma para buscar conjuntamente soluciones al COVID-19 me pareció potentísima desde el primer momento, por lo que ¡acepté sin pensarlo!

  

P.- ¿De qué manera has participado en la iniciativa?

R.- Durante los días 4 y 5 de abril (sábado y domingo) los mentores tuvimos el rol de facilitadores del trabajo de los equipos (no como directores de proyecto sino un rol de acompañamiento). Los mentores son/somos personas que acompañan, escuchan, hacen buenas preguntas, cuestionan, inspiran y conectan con otros proyectos, ideas, experiencias que están sucediendo en Madrid o en otras ciudades… o en otros lugares, otras realidades. En definitiva acompañamos a los equipos y apoyamos a dimensionar las expectativas y las posibilidades temporales, técnicas, económicas, etc. para llevar a la práctica la idea y poder convertirla en un proyecto sólido y viable.

Además, exploramos las posibilidades y deseos de continuidad de los equipos de trabajo apoyando en la evaluación, dibujando posibles líneas de acción, ofreciendo lazos con proyectos similares o inspiradores para las fases posteriores al Hackathon.

 

P.- ¿Cómo transcurrió el encuentro?

R.- El encuentro virtual fue durante todo el fin de semana, se compuso por un equipo de 50 mentores y expertos, junto con los grupos de trabajo. Los proyectos se presentaron en torno a tres retos fundamentales que tienen que ver con: salud, las comunidades, el empleo y la empresa. 

 Era maravilloso ver a la gente conectada, sin conocernos de nada, trabajando juntos por un fin: por el bien común -y por supuesto para poder presentar las ideas en los plazos establecidos por la organización del hackathon, con mucha naturalidad, pero también profesionalidad. La gente en muchos equipos se auto-organizó de una forma muy eficiente. A los mentores nos hicieron muchas preguntas espontáneas también, y nos fueron dando confianza para poder apoyarles… muchas dudas las fuimos resolviendo y los participantes hicieron que esto fuera posible con mucho trabajo, dedicación, respeto y humildad. Es la manera en que creo que como sociedad creceremos: compartir conocimiento, ilusión y encontrar formas de mejorar nuestra sociedad colaborando.

 

Se llegaron a registrar y estar activos 758 proyectos de los cuales finalmente se entregaron 247. Se estudiaron todos ellos para seleccionar los 15 mejores, que se pueden consultar en este link.
Se ha abierto una segunda fase, de "repesca" hasta el jueves 9 de abril 2020 y se han elegido 6 nuevos.

 

P.- ¿Qué te ha aportado participar en esta iniciativa? 

R.- Los aprendizajes de colaborar en el hackathon fueron maravillosos. En un mundo que es cada día más
competitivo e individualista, saber aplicar una mentalidad donde prima la colaboración colectiva es fundamente y nos va a hacer crecer como individuos y como sociedad. Ante el reto del COVID-19 y muchos otros retos que nos esperan, y vendrán, es esencial que aprendamos a pensar y colaborar juntos para dar forma a un futuro mejor.

Ver a los participantes conectados a todas horas durante el fin de semana, compartiendo su conocimiento y su tiempo, ayudando, apoyando los unos a los otros…. Esta habilidad y competencia se da cuando las personas somos capaces de compartir ideas, pensamientos y enfoques con un solo fin: el bien común. ¡Y eso fue exactamente lo que pasó! No importaban los rangos, orígenes, idioma o profesión… todos de la misma forma estuvimos pendientes y trabajando hasta altas horas de la noche....