Facilitación en el congreso internacional de FP en Valencia

Por Pau Font, Director de Talento y Comunicación de Teamlabs/ BCN

El pasado 22 de marzo se celebró en la ciudad de las artes y las ciencias de Valencia el primer Congreso Internacional de Formación Profesional con más de 600 asistentes, impulsado por el Ministerio de Educación y Formación Profesional. 

De forma paralela, se celebró el encuentro de Centros Integrados de FP, para poner en común experiencias. Un equipo de TeamLabs se encargó de facilitar y dinamizar la sesión para promover la colaboración en red de los centros. 

La FP como motor de innovación

La formación profesional ya no es un debate antiguo si no que está en la primera línea del presente y el futuro de la educación. Nos hemos dado cuenta por fin que no se puede ser un país innovador sin una FP potente y en el foco de acción.

La transformación que está viviendo la educación los últimos años incentivada por la necesidad vital de cambio del modelo tradicional, nos está acercando al modelo que la FP viene haciendo de forma natural desde hace muchos años, una propuesta más práctica que teorica, el trabajo por proyectos, con interacción constante con el mundo externo fuera de los centros y con productos finales más mesurables.

La FP en España lleva muchos años creando, a menudo en silencio, tecnicos medios y superiores cualificados, que nutren un tejido empresarial donde el 99,9% de las empresas son PYMES. En un modelo tan atomizado la figura de los "técnicos intermedios" es clave para poder ser competitivos. No se puede tener una buena empresa solo con cargos directivos.

Colaboración en red de los centros

En la sesión que tuvimos el honor de dinamizar, más de 200 docentes y directivos de FP dialogamos y hicimos propuestas concretas para potenciar la colaboración entre los diferentes centros del país. Como ya muchos ya tienen experiencias de éxito entre centros de regiones diferentes, compartieron lo vivido con los demás. 

     

Durante la sesión utilizamos metodologías específicas para conseguir los objetivos, en una primera parte la metodología Motorola y en un segundo bloque la Blue Ocean Strategy. Los participantes dialogaron intensamente y detallaron todo lo que piensan sobre la colaboración en red de los centros, así como todas las oportunidades que tenemos por delante para incentivar y mejorar los resultados en el futuro. Es un primer paso pero muy importante para que lo que pase a partir de ahora vaya consolidando el proyecto. 

Retos para el futuro 

En un futuro totalmente desconocido y aún por descubrir la FP tiene que liderar el cambio que el mundo profesional necesita para afrontar los retos que vendrán. Los profesionales del futuro ya intuímos que necesitarán nuevas habilidades para poder desarrollar su rol en un entorno muy diferente al que teníamos hace un siglo. Esta incertidumbre nos lleva a apostar por una educación transversal donde las capacidades y habilidades de los individuos no sean meramente técnicas, si no que realmente apuesten por la formación integral de las personas para tener capacidad de reinventarse y aprender a lo largo de su vida en un entorno tan canviante.