Hemper demuestra junto a Springfield que las marcas globales también pueden ser sostenibles

Hemper y Sprienfield juntos

Por Gloria Gubianas (LEINNer, cofundadora de Hemper).

Hemper siempre ha significado establecer una conversación sobre la producción: Nuestro modelo nació en favor de la producción como relaciones interpersonales, lejos de las líneas que favorecen la rapidez a frente a la calidad. Entender todas las relaciones humanas que impone la producción es el camino que vemos para frenar el impacto medioambiental de los modelos masivos.

En este sentido, nos hemos embarcado en dos proyectos enormemente nuevos para hacer esto posible:

El primero, ha sido compartir nuestra producción Fair Trade con Springfield que se ha traducido en la primera colección colección Fair Trade por una marca global urbana.(con colección para mujeres y para hombres). Para nosotros, establecer una conversación con una marca tan grande que implica a tantas personas es el camino para un cambio tangible en la industria. Los 4,000 metros de tela de cáñamo en los talleres de Kaji en Kathmandú, con quien colaboramos desde hace años,  y las 3,800 piezas teñidas y confeccionadas con estándares Fair Trade que hemos producido para Springfield,  son una prueba de que una producción sostenible puede responder a un mercado internacional. Demuestra que nuestro modelo no es una excepción sino que puede llegar a ser la norma. 

La segunda parte de este proyecto ha sido crear el documental "Mala Hierba”, en el que hemos colaborado con la directora y fotógrafa Adriana Roslin y las mentes brillantes de la productora Canadá para crear un archivo visual de esta colaboración. Ir con ellos, parte del equipo de Springfield y llevarles a ver en primera persona la región de Bajura en el Himalaya dónde están las comunidades que trabajan el cáñamo con el que producimos fue una vivencia genuina que han recogido en una pieza visual única. 

Noticias relacionadas: