Holocracia: una empresa sin jefes es posible

Foto de portada: atomicShed

Si hay una estructura organizativa que la nueva economía en red ha puesto en cuestión, esa es sin duda la  vertical y centralizada. Vivimos en el tiempo de lo horizontal, de lo distribuido: de las redes. Y en las redes los intermediarios forzosos (como los 'jefes') estorban: el liderazgo se gana a base de méritos, trabajo y talento y es flexible, transparente y colaborativo. En este contexto, no es de extrañar que hoy se planteen modelos organizacionales que hace unos años habrían sonado descabellados, como la holocracia: una propuesta organizativa totalmente horizontal que revoluciona la estructura típica basada en departamentos estancos y liderazgos autoritarios de tipo jerárquico. 

¿Qué es la holocracia? Brian Robertson la describe como "un conjunto de modelos, principios, prácticas y sistemas entretejidos que posibilita trascender prácticamente todos los aspectos de la dinámica organizacional moderna". Robertson, que contempla la holocracia como una revolución semejante a la que supusieron las democracias modernas respecto a las monarquías, cree que este modelo organizativo se adapta mejor al mundo contemporáneo que el clásico modelo jerárquico, heredado de la Revolución Industrial.

Brian Robertson sobre la holocracia (Ted Talks):

Pero, ¿cómo funciona una empresa con una estructura holocrática? Holocracia, explica Robertson, "significa gobierno de una entidad por ella misma". Es la "voluntad libre" de las organizaciones, y no sus propietarios o sus directivos, la que marca el rumbo a seguir, impidiendo que los "egos" ocultos tras los cargos generen una "cacofonía" que impide que la "voz y las necesidades reales" de la organización se manifiesten. Esto, que en principio puede sonar naíf, se hace corpóreo gracias a una serie de prácticas y metodologías que giran en torno a cinco aspectos clave que Robertson explica como sigue:

  • Organización en círculos: "La organización se construye como una “holarquía” de círculos semi-autónomos auto-organizados. Cada círculo tiene un propósito que viene de un nivel superior".
  • Dobles conexiones o enlaces: "Un círculo está siempre conectado con el círculo de nivel superior mediante al menos dos personas que pertenecen y toman parte en la toma de decisiones de ambos círculos superior e inferior."
  •  Reuniones de círculo: "Cada círculo se reúne regularmente para establecer las políticas y delegar las responsabilidades y el control de áreas funcionales y roles específicos."
  • Decisiones por emergencia integrativa: "Las políticas y decisiones se toman en reuniones de círculo mediante la integración sistemática de la verdad o valor clave de cada propuesta hasta que ninguna persona presente en la reunión vea perspectivas adicionales que necesiten ser integradas."
  • Dirección dinámica: "La holocracia transciende el sistema de dirección basado en la predicción y el control con un sistema de dirección dinámica. Todas las políticas y decisiones se establecen basadas en el entendimiento presente y se refinan a medida que emerge nueva información."
  • Elecciones integrativas: "La gente es elegida para roles clave mediante un proceso de elección integrativo después de un debate abierto."

Estas prácticas, que se explican exhaustivamente en esta 'Constitución' orientativa de la Holocracia, ya han sido adoptadas con éxito por varias empresas entre las que podemos mencionar a una de las zapaterías online más importantes a escala global, Zappos, (fundada por Tony Hsieh y adquirida por Amazon) y a la plataforma de blogs Medium.