Las claves del buen márketing de contenidos


14184653684_c7e48cb005_z

 

duceJuan Duce, periodista y experto en márketing de contenidos, es CEO de Prelum Buzz & Press, la agencia de comunicación y contenidos del grupo Barrabés. linkedtwitt

Los contenidos son una de las herramientas más valiosas de entre todas las que una empresa dispone para impactar a sus públicos. Con ellos podemos construir las operaciones de relevancia que nos van a permitir tejer relaciones significantes con los usuarios. Es decir, conseguir estar presentes en momentos clave de las vidas de las personas. Y hacerlo con mensajes que no interrumpen, ni intentan convencernos.

Y me detengo un segundo aquí para que vuelvas a leer sobre un concepto clave: la relevancia. Estás ante el primer objetivo de una estrategias de comunicación online. Piensa en el tiempo que dedicamos a consumir mensajes relacionados con marcas (sean publicitarios o no). Y ahora calcula el tiempo que le has dedicado. Verás que el resultado se acerca peligrosamente a cero. Y eso, en la piel de un emprendedor o una empresa que quiere abrirse hueco, es sinónimo de tirar dinero por la ventana.

Hoy más que nunca podemos asegurar que las personas se relacionan con las marcas a través de los contenidos. El grado de relación de una marca con los usuarios, los puntos de contacto sobre los que anclar las estrategias, son cada vez más fugaces. Un rato de móvil en el metro, una pausa en el trabajo o mientras estudias. Los contenidos nos ayudan a gestionar el olvido. Permiten minimizar este efecto, siempre y cuando seamos capaces de llegar a quienes realmente se interesan por lo que decimos en los momentos y los canales oportunos.

Además, los contenidos son parte fundamental de las experiencias. Aportan credibilidad y son el vehículo para alcanzar posiciones de autoridad en nombre de una marca.

El buen contenido genera relevancia, porta con sutileza la marca y sus valores, representa un servicio relevante para el usuario, enseña, no promete, emociona, nos sirve de referente aspiracional... Y transciende: a través de ellos, las marcas pueden colarse en terrenos muy íntimos del usuario. Lugares reservados a la reflexión, al entretenimiento, a la socialización... Ser significantes supone crear contenidos que aterricen en estos nuevos terrenos con la ambición de no ser olvidados. De este modo, facilitamos las tácticas de distribución: siempre será más fácil que hablen de nosotros que con nosotros.

Entrena nuevas habilidades, adquiere una visión más sofisticada de la comunicación y adapta tu instinto para crear contenidos que encajen en estrategias digitales que ofrezcan resultados reales y sostenibles.