Teamlabs en el Ifriday de Sacyr: “La educación del futuro será volver a la raíz. Volver al origen”

 

La gran corporación celebra el último viernes de cada mes una charla sobre innovación, y Teamlabs ha sido la protagonista de la de septiembre 

El CEO y cofundador de Teamlabs, Félix Lozano; y el GM Ibai Martínez, han acudido a Sacyr para hablar sobre la educación del futuro, en un encuentro moderado por el director de Innovación de la compañía, Diego Rocha, que ha contado también con la participación de una de nuestras leinners, Marta de Dalmases, que actualmente trabaja como analista de innovación en la empresa cotizada. 

Este encuentro es fruto de la relación que desde comienzos de año se empezó a tejer entre Sacyr y Teamlabs, muy alineadas en metodologías y objetivos.

En este sentido, Teamlabs tiene la intención de crear un escenario donde no haya clientes y proveedores, sino cómplices para cumplir la misión de resolver los grandes retos de la sociedad, y para el caso concreto de Sacyr, establecer un partenariado estratégico para desplegar un modelo de innovación abierta en la corporación que permita que leinners y facilitadores se puedan desarrollar en los próximos años mientras abordan los grandes desafíos de su área de negocio.

Y bajo ese empuje, Teamlabs también quiere que esa transferencia mutua ("innovación por contagio") de conocimientos, experiencias, capacidades y habilidades en facilitación del aprendizaje, liderazgo, emprendimiento e innovación impacte en al menos en 10.000 trabajadores, para contribuir, con ello, a la consolidación del perfil profesional de leinners y facilitadores, aumentado la percepción de su valor profesional en el mercado.

“Más que buscar proyectos innovadores se trata de construir el modelo mental en la organización que propicie esos proyectos innovadores, y ahí estamos convencidos que nos podemos ayudar mutuamente”, ha afirmado Lozano.

 

LOS HIJOS, EL DEPARTAMENTO DE I+D DE LAS FAMILIAS

 

En concreto, durante el encuentro, Rocha ha lanzado una serie de cuestiones relacionadas con el modelo educativo de presente y futuro que tanto Lozano como Martínez han respondido. En esta línea, Lozano ha comentado que, respecto a la educación del futuro, él tiene la “suerte de tener una hija de 5 años”, y ha parafraseado al divulgador científico Eduardo Punset cuando ha dicho que “los hijos son el departamento de I+D de las familias”

En este sentido, comentaba que “su musa” era la que le hacía reflexionar más en profundidad sobre cómo será la educación en unos años y, si ella “aprende a hablar hablando y a andar andando”, quizás la educación sea eso: “volver a la raíz, volver al origen de cómo aprende de forma natural el ser humano”. 

El espíritu de la educación siempre se basó en “desarrollar seres libres, emancipados, independientes y con pensamiento crítico” y, por ello, Lozano ha explicado que “nosotros aprendemos en un laboratorio de aprendizaje radical” y “radical alude, precisamente, a ir a la raíz, a ese origen del aprendizaje”. 

En este mismo sentido, preguntado por cómo será la universidad del futuro, Lozano ha vuelto a poner en el foco a su hija, al explicar que él tiene una práctica “relativamente fácil” de proceso de ‘design thinking’ centrado en usuario, ya que si se imagina en cómo será la educación universitaria en unos años, él tiende a pensar en cómo sería la universidad en la que a su hija le gustaría entrar.

Así, imagina una “universidad abierta, flexible, que no tenga asignaturas aisladas de los intereses de los individuos, que sea el contexto en el que las personas acudan con ganas de aprender arrastrada por sus proyectos significativos”. Lozano lo define como un “gimnasio abierto al que vas sólo cuando quieres ir, movido por la voluntad y el deseo más que por la obligación”.

Por su parte, Ibai Martínez ha explicado en qué consiste el grado LEINN y, preguntado por el modelo educativo y su experiencia de aprendizaje, ha destacado que “algo que nos hace únicos es que los ‘leinners’ montan empresas reales con dinero real y proyectos reales y, ese, sin duda, es un elemento diferencial”.

 

“UN ARTEFACTO QUE SE INSERTA EN UNIVERSIDADES Y EMPRESAS”

 

Por otro lado, en relación a los nuevos horizontes en el futuro de Teamlabs, Martínez ha resaltado la puesta en marcha, en este mes de septiembre, de la primera edición del Máster de Facilitación del Aprendizaje e Innovación (LIT), y el diploma de Chief Learning Officer (CLO), que da comienzo el próximo mes de noviembre, así como las nuevas aperturas en Mexico, y las relaciones con empresas que está desarrollando la compañía. 

"Entendemos Teamlabs como un artefacto que se puede insertar en otras universidades y empresas”, para que podamos ser “cómplices” y no “proveedores de servicios”, ha aseverado. 

Ponemos en el centro la misión de Teamlabs; hacer del mundo un laboratorio de aprendizaje radical para enfrentar los grandes desafíos de la sociedad desconocida”. Tenemos esa sana ambición de, más allá de ofrecer algo que puede parecer exotismo educativo, encajar diferentes piezas con diferentes funciones para tener un mayor impacto”, ha concluido.

 

“TODOS LOS PROYECTOS SON VEHÍCULOS DE APRENDIZAJE”

 

Por su lado, Marta de Dalmasses ha recordado su paso por Teamlabs, contando su experiencia en LEINN, y ha destacado lo revolucionario del grado, ya que ella sentía que, como no había exámenes, no obtenía una “recompensa inmediata”, ya que el éxito no se mide con este tipo de resultados, pero, aclara, “tenías que aprender a emprender y, aunque no siempre sale bien”, reconoce que empezó a “disfrutar de los proyectos sencillos como de los fallidos”, ya que todos eran “vehículos de aprendizaje”.

Asimismo, ha hecho un repaso por todos los proyectos que ha emprendido y su actual labor en el departamento de estrategia e innovación en Sacyr, en el que reconoce aprender mucho de proyectos propios y de los del resto del equipo, así como ha destacado el “buen rollo” que tiene con sus compañeros. 

En concreto, ha relatado que, en su día a día, busca nuevas oportunidades para aplicar en las diferentes líneas de negocio en la compañía, así como ideas ya existentes como nuevas que continuamente tienen que validar

Por último, preguntada por el público presente en el evento en relación a por qué se decidió a estudiar este grado, De Dalmasses ha confesado que aunque “siempre había querido estudiar económicas” y “tenía clarísimo que quería estudiar economía y finanzas” fue con una charla de Teamlabs en su colegio, en la que le hablaron de en qué consistía el grado, con la puesta en marcha de proyectos reales y propios, lo tuvo claro “y esa misma tarde llegué a mi casa y le dije a mi madre: mamá, quiero estudiar LEINN”.