Daily News/

« Volver a News

OKR o cómo empezar el año con unos objetivos claros en tu empresa

10 de January de 2023

Por Javier Martín (Director de Innovación Abierta en Sngular).

El comienzo de año es época de ponerse objetivos, muchos lo hacemos, pero no siempre de manera correcta y esta es quizás una de las principales razones por la que a posteriori no logramos esos objetivos que nos hemos propuesto.

Uno de los problemas por los que no los logramos es porque no están enunciados correctamente y el otro es que no establecemos un modelo de seguimiento que nos ayude a lograrlos.

La correcta definición de objetivos es una de las razones de ser del sistema OKR, que significa Objetivos y Resultados Clave, lo cual de partida nos habla de la importancia de que siempre que nos pongamos un Objetivo, lo acompañemos de los Resultados Clave que nos van a permitir saber si vamos por el buen camino de cara a lograr ese Objetivo.

De esta forma, un OKR es el conjunto de un Objetivo, que es la parte cualitativa de lo que queremos alcanzar y unos Resultados Clave que es la parte cuantitativa asociada con eso que queremos conseguir.

Por ejemplo, un OKR que podría proponerme a principio de año tendría como Objetivo “ponerme en forma” y como Resultados Clave “ser capaz de correr 10 km en 1 hora, ser capaz de nadar 1 km en 25 minutos y ser capaz de hacer una ruta de 50 km en bicicleta”.

También se pueden definir OKR para una empresa o para un equipo de la siguiente forma:

Objetivo: mejorar el conocimiento que tenemos de nuestros clientes.

Resultados Clave: el 50% de nuestros clientes han participado en la encuesta de satisfacción; hemos resuelto todas las solicitudes de soporte de nuestros clientes; cada día hablamos con 10 clientes para conocer sus necesidades.

Además de esto, como decíamos al principio, es importante asegurarnos de que establecemos un modelo de seguimiento que nos ayude a lograr nuestros OKR y eso es a lo que llamamos CFR, que son unas Conversaciones que mantenemos en equipo, en las que nos aseguramos de que haya Feedback y Reconocimiento en relación con el trabajo que estamos realizando para lograr los objetivos que nos hemos propuesto.

Otros consejos que nos da el sistema OKR es que trabajemos con pocos objetivos y en el corto plazo, por ejemplo con 3 objetivos definidos en ciclos de 3 meses y que a cada objetivo le asignemos varios resultados clave, por ejemplo 3 para cada uno. También es recomendable que nos propongamos objetivos ambiciosos, ya que es la forma en la que más vamos a poder mejorar y que estos objetivos estén alineados con nuestro propósito.

Si quieres saber más sobre OKR puedes suscribirte a nuestra newsletter o apuntarte a uno de nuestros cursos de OKR.

¡Hola! ¿Tienes dudas sobre alguno de nuestros programas? ¿hablamos por Whatsapp? Tranquil@, no te haremos spam ;)